Icono del sitio Fangamers.com

Análisis Street Fighter IV: El mejor videojuego de lucha de la historia

No es fácil ni muchos menos gratuito afirmar que Street Fighter IV es el mejor videojuego de lucha de la historia. Detrás de esta obra maestra se quedan los Tekken, Virtua Fighter, Mortal Kombat, King Of Fighters y una casi infinita lista en la que me atrevo a incluir el mismisimo Street Fighter II original. ¿Sacrilegio? Puede.

Desde Capcom prometieron preservar la esencia del World Warrior. La licencia de adaptarla un poco a los tiempos que corren era casi una obligación. Era la búsqueda del equilibrio utópico. Pues señores, Capcom lo ha hecho. Pero no sólo eso, directamente se han superado y han creado un nuevo mito.

Street Fighter IV destila algo único, personal e intransferible, desde el primer píxel hasta la última melodía. Sus gráficos son agresivos, rompedores y bellos al mismo tiempo. Una obra de arte en alta definición que seduce desde el primer minuto. El control és tan intuitivo que familiarizarse con los movimientos básicos es cosa de niños. Pero la curva de aprendizaje es la llave para determinar la vida de un videojuego de este tipo. Sólo los más experimentados podrán explotar después de muchas horas de práctica la jugabilidad de Street Fighter IV.

La banda sonora y los efectos especiales están a la altura de la saga, pero probablemente es el punto más flojo entre toda la excelencia que envuelve este título. Siempre hay alguién que paga los platos rotos ¿no? El plantel de personajes no es desmesurado, pero tampoco insuficiente. Para un servidor es simplemente equilibrado: el justo para no aburrirse y por otro lado para evitar perderse entre centenares de listas de controles casi infinitas.

Los modos de juegos también son suficientes. Desafios, versus, online… Lo típico, pero es que Street Fighter IV no necesita mucho más. Sobretodo porqué el contenido descargable debe ser la fuente de su eterna juventud. Lo único reprochable es que en la mayoría de casos será de pago. Pero seguro que la mayoría preferimos soltar un poco más de dinero que contemplar como van versionando una obra genial hasta convertirla en vulgar. Es lo que le pasó a Street Fighter II, hace mucho mucho tiempo el mejor videojuego de lucha de la historia.

Salir de la versión móvil