Orange apuesta por los eSports con el patrocinio de la Liga Profesional

Orange eSports

La Liga de Videojuegos Profesional española tiene un nuevo sponsor. Se trata de la firma de telefonía Orange, que ha llegado a un acuerdo con Fandroid (empresa del Grupo MEDIAPRO), impulsora de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP). La compañía francesa patrocinará hasta el año 2018 la División de Honor o 1ª División nacional del que ya algunos denominan el deporte del siglo XXI.

De esta forma, la empresa, cuyo posicionamiento de marca, englobado ahora bajo el concepto LOVE, es acercar a las personas a lo que más les importa, apuesta por una disciplina deportiva, cultural y de ocio que cuenta en España con más de 3 millones de seguidores con edades entre 14 y 35 años, según cifras de Newzoo y que está en pleno auge en todo el mundo. Las cifras que actualmente ofrece España convierte el país en el cuarto mercado europeo en penetración de los eSports, solo por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia.

Además, España es uno de los países con mayor potencial de crecimiento en un ámbito como el de los eSports, que a nivel internacional moverá este año unos 493 millones de dólares y del que se esperan crecimientos medios interanuales del 45% en los próximos cuatro años gracias a los derechos sobre los contenidos, la publicidad o de los patrocinios.

Las retransmisiones de la LVP, a la que ahora se liga Orange, es seguida en la actualidad por más de 23 millones de espectadores anuales acumulados y genera más de 200 millones de impactos en redes sociales entre sus entusiastas seguidores. Esta competición, en la que MEDIAPRO cuenta desde octubre con una participación mayoritaria a través de Fandroid, es considerada la mejor Liga nacional de Europa.

Gamergy Orange Edition, el estreno de Orange en los eSports

La División de Honor, que patrocinará Orange, cumplirá su temporada número 11 el próximo mes de diciembre. Esta categoría alcanza hoy 1,1 millones de espectadores mensuales acumulados en sus emisiones en directo, y se espera que esta cifra se triplique en los próximos dos años, para llegar a los 3,5 millones. Además, actualmente, sus encuentros generan al año 2,6 millones de reproducciones en video-on-demand.

 La División de Honor de la LVP es, además, la liga oficial española del popular juego League of Legends, el más jugado del mundo y uno de los tres que se disputan en esta categoría, junto a Counter Strike y Call of Duty.

 Precisamente, la puesta de largo de Orange en el mundo de las competiciones de los deportes electrónicos tendrá lugar este mes de diciembre en Gamergy, el gran evento nacional de los eSports, donde además se disputarán las finales de la División de Honor de estos tres conocidos videojuegos.

 Bajo la denominación Gamergy Orange Edition, la compañía quiere convertir la celebración de este año en un suceso inolvidable para todos sus participantes y asistentes, ampliando el estadio principal para una capacidad de más de 2.100 espectadores, que podrán disfrutar de la gran final de League of Legends. Además, en el Orange Arena hasta 700 personas podrán ver en directo a los jugadores de las finales de Call of Duty: Infinite Warfare y Counter-Strike: Global Offensive. Ambos escenarios contarán con una presentación más espectacular y grandes mejoras en el apartado audiovisual gracias a la implicación de Orange en el éxito de este Gamergy.

 Adicionalmente, Orange participará en la puesta en marcha de la nueva zona de experiencia Level Up, para que todos los participantes, incluidos los asistentes, puedan disfrutan de sus videojuegos favoritos a través de móviles disponibles en las instalaciones de Gamergy.

 Orange, también con los jugadores amateurs

 Orange no se olvida de los jugadores amateurs aficionados a los eSports. Y por ello, la marca creará también un espacio propio dedicado a ellos en la Arena de Juego de la Liga de Videojuegos Profesional.

Orange organizará cada mes competiciones online o Orange Cups dentro de esta categoría, abiertas a jugadores de cualquier nivel, así como un circuito de eventos presenciales.

Las mejores retransmisiones internacionales

 Orange completa su apuesta por los eSports y sus seguidores patrocinando, además, las retransmisiones de las competiciones internacionales sobre las cuales tiene los derechos de emisión la LVP, que son la League of Legends Championship Series (LCS), la Challenger Series, y las finales mundiales del mismo juego, así como la Call of Duty World League (CWL).

 Según estimaciones de la LVP, estos grandes torneos serán visualizados en directo el próximo año por casi 5 millones de espectadores españoles acumulados y generarán 13,7 millones de reproducciones en diferido.

 Las mejores redes para disfrutar de los eSports

 Como socio facilitador de la actividad de los eSports, tanto para gamers como para espectadores, Orange ofrece la red imprescindible para disfrutar del juego y de sus multitudinarias emisiones. La operadora hace posible tanto la participación óptima de los jugadores como el visionado de calidad de los encuentros, gracias a las redes de última generación, móvil 4G y especialmente la fibra óptica, con sus bajas latencias, ideales para disfrutar de forma inmejorable de esta actividad.

eSports en crecimiento

Los eSports no son solo una moda, sino competiciones intensas que están definiendo el futuro del entretenimiento y cuyo boom ha pillado desprevenidos a aquellos que no pertenecen a la generación de los millennials, esa que se ha criado entre tablets, smartphones y a la que le cuesta comprender cómo funcionaba el mundo sin internet.

Algunos estudios como el elaborado por Newzoo vaticinan que el próximo año incluso podrían superar en popularidad y seguidores a la mismísima Super Bowl, considerado uno de los eventos deportivos más importantes a nivel mundial. En algunos países asiáticos, como Corea del Sur, ciertos videojuegos están considerados prácticamente como un deporte más.

La mitad de los espectadores de eSports tienen edades comprendidas entre los 18 y 36 años, un colectivo que se ha alejado de la televisión, o por lo menos del modelo habitual de programación televisiva, gracias al vídeo en streaming, portales como Netflix y los contenidos de canales como YouTube o Twitch. La pasión por los e-sport se incrementa entre los más jóvenes con una penetración de 74% entre los menores de 24 años, y un 50% entre los 25 y 35 años.

Roger Author

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.