Nintendo 3DS: ¿Sabíais que Robin Williams puso como nombre Zelda a su propia hija en honor al videojuego?

Quién iba a decir que el famoso Robin Williams es uno de los mayores fans de la conocida franquicia de Nintendo, The Legend of Zelda. Tanto es así que su propia hija lleva el nombre de la famosa princesa co-protagonista de todos los títulos de la saga: Zelda.

Según comenta el actor, lleva su afición desde que empezó a jugar junto a su hijo Zachary a la versión para Nintendo que salió en 1987. “Pasaban las horas y cada vez nos veíamos más inmersos en la aventura épica del juego”, explica Williams. “Mi parte favorita del juego era resolver los puzles. Me encantaba explorar cada habitación en busca de pasadizos secretos y objetos escondidos. Recuerdo con viveza el sonido que hacían las puertas al abrirse”.

Y así consiguió traspasar tal afición a su propia hija, Zelda Williams que llevaría el nombre de uno de los personajes principales. “Nos pareció algo natural. Cuando mi mujer estaba embarazada, mi hijo Zachary sugirió que Zelda sería el nombre perfecto para su nueva hermanita”. Robin recuerda haber comentado con su mujer: “Zelda… ¡Qué gran nombre! ¡Es mágico, como ella!”.

Y así es como nació Zelda Rae Williams, el 7 de julio de 1989. Ella misma confiesa haber pasado horas y horas de diversión con la colección:  “He terminado casi todos los juegos de Zelda. Mi mejor recuerdo de The Legend of Zelda: Ocarina of Time es sin duda el poder jugar con el arco y las flechas. Por aquel entonces yo practicaba el tiro con arco y aún me encanta, así que fue muy divertirlo practicarlo en el mundo de fantasía del juego. Eso y Epona… También montaba a caballo esa época y me encantaba la idea de llamar a un caballo con un instrumento musical”.

Y así es, seguramente tanto padre como hijo esperan con ganas la llegada de el esperado remake de uno de los mejores videojuegos jamas creados, The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D para Nintendo 3DS,  disponible en España este mismo viernes, 17 de junio.

fonti Author

¡Deja un comentario!