Los túneles del metro son el único lugar seguro, o eso se creía en Metro: Last Light

Bienvenidos indiemaíacos a una nueva entrega de videojuegos indie, esta vez nos adentraremos en el oscuro mundo de Metro: Last Light donde la humanidad sobrevive de la amenaza mutante de arriba y de los humanos hostiles abajo.

 Metro: Last Light

Creado por 4A Games es un shooter y está disponible para PC, Xbox 360 y PS3.

Al ser una secuela de Metro 2033, donde Moscú había sufrido una catástrofe nuclear y había dejado a los pocos supervivientes viviendo en el sistema de metro de la capital rusa. El exterior era irrespirable, además estaba totalmente devastado y lleno de monstruos mutantes. En Metro: Last Light nos pondremos, otra vez, en la piel de Artyom un año después de lo sucedido en Metro 2033. Artyom despierta después de los acontecimientos de Metro 2033, cuando se han destruido todos los Oscuros y se encuentra un personaje que le dice que tiene una interesante información sobre los Oscuros, aun queda uno de ellos.

Jugaremos en primera persona e iremos oyendo hablar a Artyom en anotaciones tipo voz en off al inicio de cada frase. Mientras vamos avanzando vamos anotando todo lo que pasa, así añadimos más riqueza con lo que piensa y siente Artyom.

Metro: Last Light apuesta por la supervivencia y el sigilo, donde tendremos que infiltrarnos en tropas enemigas o deslizarnos por los túneles llenos de bandidos. Podremos llevar un total de tres armas a escoger entre una gran variedad que van desde ametralladoras hasta granadas y cuchillos. Estas armas son totalmente personalizables y les podemos incluir hasta silenciadores para pasar inadvertidos.

En Metro: Last Light se puede jugar de dos maneras distintas, desplazándose silenciosamente y esquivar los posibles enemigos sin matar prácticamente a nadie o liarse a tiros con todo lo que se te ponga por delante.

En las zonas donde abundan los mutantes tendremos que tirar de pistola siempre, ya que es muy difícil escapar. Habrá mutantes de muchas clases como diablos alados, monstruos de cuatro patas o mutantes marinos con coraza.

El apartado gráfico de Metro: Last Light mantiene la esencia de Metro 2033, con un mundo post apocalíptico derruido por la masacre nuclear. Es en los detalles técnicos donde Metro: Last Light destaca, los detalles de las costuras, los rasgos faciales entre otras cosas.

La banda sonora es excelente y acompaña perfectamente, tanto en los momentos de tensión como por las melodías de ritmo elevado.

Este videojuego es una maravilla, tanto en apartado gráfico como de historia y que no dudaría en recomendar para los aficionados de los videojuegos indie como una servidora. Disfrutad de un buen shooter, aunque diferente a los demás.

Fuente

Angel Celestial Author

Editora de Videojuegos Indie en Fangamers

¡Deja un comentario!