Frictional Games arremete con una nueva entrega de su popular videojuego en Amnesia: a Machine for Pigs

Bienvenidos de nuevo indiemaníacos, esta vez se os helará la sangre con una nueva entrega de los creadores de Amnesia y Penumbra, donde los cerdos no son lo que parecen en Amnesia: a Machine for Pigs.

Amnesia: a Machine for Pigs

Creado por Frictional Games es un videojuego de horror y está disponible para PC.

Esta nueva aventura de Amnesia transcurre 60 años después del videojuego original, en el día de Año Nuevo de 1899. Esta vez encarnamos a Oswald Mandus, un rico magnate de la industria que regresa a casa tras sufrir un colapso casi mortal por culpa de unas fiebres provocadas por una desastrosa y trágica expedición a México.

Con mucha fiebre todavía, Oswald despierta meses después en una cama con rejas, sin saber lo que ha hecho en todo este tiempo, aunque con un sueño recurrente , un sueño que implica una extraña máquina, cuyo motor ha empezado a rugir justo tras el despertar de Mandus. Entonces Oswald decide investigar que ha sido de su vida en esos meses, así como comprender que pasó en México.

En esta nueva entrega de Amnesia, completamente desvinculada de la primera parte, volveremos a jugar en primera persona y notaremos como un escalofrío nos recorre el cuerpo al empezar a jugar. Volveremos a vivir, en carnes, los sustos inesperados del primer Amnesia, donde habitaciones secretas, voces de los fonógrafos o teléfonos y puertas misteriosas, nos harán vivir de nuevo el miedo.

Además, en Amnesia no hay inventario donde guardar las cosas, ya que se pueden utilizar en la misma zona donde se encuentran. Tampoco hay mapeado, para guiarnos por los escenarios utilizaremos la ayuda del diario, donde accederemos con la letra M. También desaparecen las lámparas de aceite y los yesqueros, sustituyéndolos por un farol de luz perpetua y lámparas que se pueden encender con un clic. También han eliminado el clásico medidor de cordura.

Los enemigos, esta vez, están muy bien ambientados en el entorno, sus chillidos y embestidas nos asustarán en momentos de lo más inoportunos. Les atraerá la linterna, como el anterior título, pero no nos pasará nada si los miramos directamente mientras estemos escondidos. Si decidimos pasar de ellos y correr hasta la salida del nivel no será tan complicado como en Amnesia: The Dark Descent.

Los controles siguen siendo de teclado y ratón, donde empujar puertas, girar manivelas y encender interruptores, harán muy viva esta experiencia. La maravilla del entorno y su gran detalle, con un estilo victoriano industrial, Amnesia: a Machine for Pigs nos hace entrar en un mundo terrorífico y perturbador que nos hace comprender perfectamente su éxito en ventas.

Su gran banda sonora que nos hace adentrarnos en un mundo sombrío y desconocido hacen de Amnesia: a Machine for Pig una obra maestra. Viviremos de nuevo el infierno de Amnesia a golpes de ratón y saltos en las sillas, como yo misma viví en la anterior producción y que aun estoy viviendo, donde lo desconocido es la base para el miedo.

Fuente

Angel Celestial Author

Editora de Videojuegos Indie en Fangamers

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.