Análisis FIFA 16

FIFA 16

Desde hace años se han generado dos bandos en los simuladores de fútbol: Los que prefieren un estilo pausado, más real y menos arcade Vs los que, a pesar de apreciar la base simulador, les apetece disfrutar de más velocidad y espectáculo.

En esta ocasión FIFA 16 premia claramente a los primeros con una bajada clara de revoluciones en los partidos dando más protagonismo a la elaboración del juego en el centro del campo como factor clave para llegar a puerta frente a unas defensas mucho más efectivas, especialmente en el corte de pase. Además, el físico de los jugadores, especialmente la corpulencia coge más peso que nunca en esta nueva edición.

FIFA 16 nos exige más dominio de sus posibilidades, más técnica y un mejor uso de la estrategia para lograr nuestros objetivos. Por eso, la inclusión de FIFA Trainer, un tutorial dinámico que nos ofrece varias soluciones in-game para aprender y mejorar nuestro juego. La intención es buena e interesante para los más novatos, pero para el jugador un poco avanzado es más intrusivo que útil.

A todo esto le acompaña la ya previsible evolución a nivel gráfico, más detalles en los jugadores (a destacar la incorporación de algunos tatuajes) así como más movimientos y suavidad de los mismos. Brillan en especial los regates sin balón, los porteros o algunas intercepciones. Los estadios siguen a un nivel notable, pero sin grandes novedades.

En general, pero, sólo podemos hablar de leve mejoría respecto el año pasado. Claramente superiores a su acérrimo rival, PES, parece que para EA el apartado gráfico ya no sea una gran prioridad. La base es buena y puliendo ya se cumple. No obstante, si lo comparamos con el rey del baloncesto, NBA 2K, ahora mismo están claramente por debajo.

Respecto a los modos de juego destacamos la novedad de los equipos femeninos, pero sólo en amistoso y campeonatos. En total 12 selecciones nacionales para elegir y testear un modo en el que la forma de jugar varía radicalmente justamente por el buen trabajo del físico y las habilidades que se ha realizado en el juego.

Ultimate Team aporta como gran novedad a FUT Draft, un modo en el que se debe escoger entre cinco formaciones, nombrar un capitán, y  así hasta llegar a un equipo de 23 futbolistas. Después se elige a cada uno de entre una selección de cinco para cada posición.

Dejamos para el final nuestro preferido, el Modo Carrera: Sus novedades radican básicamente en los Torneos de Pretemporada y en el Entrenamiento de los Jugadores para mejorar aquellas habilidades que nosotros consideremos necesarios, sobretodo útil para los que prefieren crear equipos jóvenes y moldearlos a su gusto. Pero poca cosa más.

En el entrenamiento echamos en falta la posibilidad de entrenar nuevas posiciones. También creemos que la valoración de los jugadores no debería ser la misma en diferentes posiciones. Y, finalmente, la gestión de juveniles ha quedado totalmente desfasada.

Otro punto negativo, es que la IA sigue siendo poco real. No todos los equipos juegan de la misma forma y, en dificultades más avanzadas, la mayoría de equipos tienden a ser muy combinativos  con un tiki-taka sólo al nivel del mejor FC Barcelona. Evidentemente esto juega claramente en contra de la filosofía de simulador.

A pesar de estos defectos y de la poca evolución en algunos puntos, FIFA 16 es hoy por hoy la mejor opción del mercado. Directamente no tiene rival, te asegura infinitas horas de diversión y por lo tanto su compra es un valor seguro.

The Fangamer Author

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.