Detroit Become Human

Análisis Detroit: Become Human

Detroit Become Human es una fantástica película interactiva a cargo de David Cage (Heavy Rain o Beyond: Dos Almas) que se mete en el ojo de este complejo huracán. Y lo hace de manera sobresaliente, con algunos clichés, pero al final ofreciendo una experiencia fantástica para el usuario.

La inteligencia artificial, su uso, los peligros y beneficios que conlleva, es uno de los grandes temas de debate de este siglo. Visionarios como Elon Musk advierten de su peligro, otros como Mark Zuckerberg se posicionan abiertamente a favor.

 

Entonces, Cage y Quantic Dreams abordan un tema más que complejo adelantando la experiencia de vivir en una sociedad en la que los androides forman parte de nuestra vida, pero como un servicio, al final un nuevo tipo de esclavitud si entendemos que no son meros objetos sino seres artificiales con consciencia. Además se hace desde la perspectiva de los androides no de los humanos.

 

Antes de meternos a fondo con el juego, recordemos las características  Detroit Become Human:

• Ambientación: El juego está ambientado en un futuro cercano, en la ciudad de Detroit, donde los androides trabajan tanto en negocios como en las propias casas. La herencia americana de Detroit como cuna de la industria del motor hacen que encaje perfectamente en el último proyecto de Quantic Dream.

• Tres protagonistas jugables: El jugador creará una historia única a través de las acciones de tres protagonistas clave: Kara, Connor y Markus. Los tres se integrarán e interactuarán cuidadosamente con numerosos personajes adicionales y amplifican la ramificación de las diferentes decisiones posibles que en última instancia modelarán el destino tanto de los androides como el de la Humanidad.

• Las decisiones tienen sus consecuencias: Toda decisión y toda acción cambiará la historia y finalmente el destino de cada personaje. El jugador deberá enfrentarse a dilemas morales, tomar decisiones cuidadosamente y enfrentarse a las consecuencias que pueden significar vivir o morir.

• Minucioso sistema de gameplay: Los nuevos sistemas de jugabilidad e interfaz de usuario ofrecen la oportunidad de interactuar con el entorno y con información de forma intuitiva. Cada jugador jugable tiene un conjunto de habilidades únicas y gameplays características.

Características que también salen en la entrevista a David Cage y a Bryan Dechart (que encarna a Connor) durante la presentación del videojuego que tuvo lugar en la ciudad de Detroit (EEUU).

Apartado técnico:

Como podéis deducir se trata de un título absolutamente ambicioso, con actores reales tan conocidos como Lance Henriksen (Bishop en Alien),  Clancy Brown (Billions) o Jesse Williams (Anatomía de Grey).

Curiosamente, la representación de los androides, por ejemplo el caso de Markus (Williamos) está bastante más lograda que la de los humanos a cargo de Henriksen o Brown. No por el trabajo de los actores sino por la representación facial en el videojuego.

Claro, al buscar más “humanidad”, más emotividad y al final más rango de expresiones, la dificultad para representarlo en los personajes humanos es más elevada. Aún así sorprende la diferencia en el resultado. Y este sería, a nivel técnico, el único lunar destacable. Todo el resto es excelente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Historia:

Lógicamente no vamos a ofrecer spoilers sobre la historia pero aunque lo hiciéramos no afectaría a vuestra experiencia de forma definitiva. Y esto pasa porqué la historia evoluciona en base tus decisiones.

Al final lo mejor de Detroit Become Human es que la interacción del juego con el jugador es el porqué de su creación. Antes hemos adjuntado el vídeo de Cloe, que, en cierta forma, es una representación del videojuego interactuando con el jugador.

Cage quiere que experimentes lo que es sentir que un nuevo tipo de vida aprende directamente de ti. ¿Hasta que punto puede llegar a conocerte mejor que cualquiera de tus amistades?

El argumento en si, las situaciones que vivimos están basadas en clichés habituales del género de ciencia ficción. Cage no ofrece nada nuevo en este sentido pero si en la forma de experimentarlo.

Entendemos que el objetivo de Quantic Dreams no era crear un guión sorprendente (que en algunos puntos lo es gracias a los giros argumentales) sino construir una historia que pueda ser rejugada y que, la personalidad del jugador, influya en su desenlace.

De hecho se recomienda jugar hasta el final y luego rejugar algunas escenas para crear diferentes finales. Con esto se calculan más de 40 horas de juego.

Jugabilidad:

Insistimos, Detroit Become Human es una excelente película interactiva. Si no eres fan de los quick time events olvídalo. Aquí no hay matices. Para mi es una experiencia fantástica, ya que a casi todos los títulos les pido algo de argumento.

No necesito poner a prueba mi habilidad de forma constante como por ejemplo en el notable pero desesperante Nioh. Simplemente consiste en experimentar, descubrir y avanzar. No es el reto sino la experiencia en si.

Al final, un trámite para descubrir que es lo siguiente que nos depara la historia.vY aquí aparecen los diagramas de flujo. Cuando terminas una misión te dejan entrever las distintas posibilidades en base tus tomas de decisiones pero sin spoilear.

diagrama flujo

Con lo cuál la jugabilidad de Detroit Become Human es perfecta para el tipo de juego que quiere ser. En algunos momentos puede llegar a ser repetitivo, algunas misiones son un poco más tediosas, pero incluso en las mejores películas del momento es imposible mantener el mismo ritmo.

No es un título perfecto, tampoco diremos que es una obra maestra como el reciente God of War, pero sin duda aplaudimos la apuesta de Sony por querer explicar historias, por querer abarcar al gamer más adulto, por defender apuestas un poco arriesgadas como esta, no en el argumento pero si en la forma de interactuar.

El resultado es un Detroit Become Human que roza la excelencia. No sabemos si será un superventas, pero sin duda es o debería ser uno de los destacados de 2018.

The Fangamer Author

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.